jueves, 19 de enero de 2017

Apetito emocional.


 Así como una emoción es un estado  mental y fisiológico conectado a una amplia gama de sentimientos, pensamientos y conductas, la ingesta emocional es conceptualizada como el comer en respuesta a estados  afectivos, generalmente , vinculados a emociones negativas como; la tristeza, angustia, estrés, etc..



 ¿Qué es el apetito emocional?

El apetito  emocional no puede ser llenado con alimentos, si comer es tu principal mecanismo para afrontar tus problemas emocionales,necesitas cambiar de hábitos. 
Puedes sentirte bien al momento, pero los sentimientos que te empujaron a comer siguen ahí. 

Aunque se desconoce el proceso exacto mediante el cual las emociones afectan a la ingesta, otros estudios han sugerido que la emoción en sí misma, genera la ingestión de una cantidad excesiva de alimentos  (hiperfagia),dado que se convierte en un estilo de afrontamiento para la persona.

La ansiedad  es la emoción que más se asocia a la necesidad de comer, aunque la diferencia entre los géneros es notoria: Las mujeres la canalizan más que los hombres a través de los alimentos.Las mujeres nos damos más atracones que los hombres.en cambio ellos son más proclives a concentrar su alimentación después de las 18:00 horas.

Por lo general las personas que manifiestan comer cuando tienen algún problema presentan un IMC más alto que quienes no tienden a comer motivadas por estás emociones. 

Diferencia entre apetito emocional y apetito físico.

El hambre emocional necesita ser satisfecho inmediatamente mientras que el hambre físico puede esperar

El apetito físico.

Podemos definirlo como  el apetito verdadero, se presenta poco a poco y te avisa que tu cuerpo necesita alimentos para poder funcionar bien.Es decir tu cuerpo siente la necesidad de alimentarse.Este tipo de apetito es gradual y no a diferencia del apetito emocional suele pedirle a tu cuerpo alimentos más sanos como pescado, verduras, etc..

¿Cuáles son los síntomas para detectarlos?  Las señales que nuestro cuerpo nos proporciona para identificar el apetito física son; se concentra en el estómago, sensación de vacío, movimientos intestinales, decaimiento, somnolencia y falta de concentración.

Cuando comes por fisiología, puedes decidir libremente el alimento, eres consciente de lo que ingieres y lo saboreas con todos los sentidos, siendo capaz de escoger la cantidad que comer.

El apetito físico desaparece cuando el cuerpo se ha alimentado, puesto que solo busca nutrirse.Una vez que lo ha hecho ya está saciado.


El apetito emocional.

El apetito emocional se presenta como respuesta a un estímulo visual, olfativo o a un pensamiento.Tu cuerpo te pide comer para mitigar un sentimiento, sin importar si su estómago está vacío o lleno, sólo busca ingerir comida y generalmente los productos que pide son productos refinados dulces o salados. Este tipo de apetito  comienza repentinamente.

¿Cuáles son los síntomas para identificarlo?

Este tipo de apetito caracteriza por la ansiedad de comer de manera descontrolada y luego, una vez que ya ha pasado el atracón, la mayoría de las personas nos sentimos culpables o deprimidas por no haber podido controlarlo. Es de esta manera por la que se retro-alimenta el círculo vicioso ansiedad- atracón- ansiedad. Normalmente se focaliza en la boca ( deseo de chupar, masticar, tragar) y en la mente ( pensamientos obsesivos por comer y sobre la comida) 

Cuando comes emocionalmente,lo haces de forma automática y distraída, sin degustar la comida, no controlas lo qué comes ni la cantidad.

El apetito emocional no desaparece después de comer. Sientes lleno el estómago pero sigues comiendo puesto que actúas por ansiedad.

Dietoterapia para superar el apetito emocional.

Las que me conocéis o me seguís, ya sabéis que no me gusta publicar dietas puesto que las personas tendemos a generalizarlo todo y lo que es recomendable para unos no es sano para otros. Pero en este caso os voy a dar el menú de 1 día  para poder  superar un poco la ansiedad por comer.


Desayuno. 

Yogurt griego desnatado con avena y  canela.

 El yogurt  Es rico en magnesio, calcio, potasio y proteínas, ademas aporta vitaminas B6 y B12 por lo que reduce la ansiedad mediante la reducción de la presión arterial. 

La avena es recomendada para la reducción de ansiedad puesto que promueve la producción de hormonas que trabajan como antidepresivas en el cuerpo, también nos aporta magnesio y fibra.

Y la canela a parte de sus numerosas propiedades en este caso nos sirve para darle sabor y endulzar de manera natural.

Almuerzo.

Salmón con espárragos. 

El pescado es ideal para mantener la presión estable, posee omega3 que se encarga de reducir enfermedades cardiovasculares y regula el azúcar en la sangre. Gracias al magnesio estimula la relajación y reduce el estrés y la ansiedad.

El espárrago es rico en ácido fólico.La depresión y la ansiedad se han relacionado con una deficiencia de ácido fólico en el cuerpo.También es rico en vitamina C, que ayuda a reducir la presión arterial y fibra, que reduce la velocidad de ázucar en la sangre.



 Merienda. 

En esos días en los que la pena nos invade podemos tomar batidos preparados con leche vegetales a ser posible, fruto secos, plátanos y cacao puro.

Los frutos secos se utilizan en estos casos porque nos aporta vitamina B, la cual participa en la formación de serotonina que actúa como neurotransmisor, previniendo los ataques de ira, controla la temperatura corporal y mantiene el apetito estable.

El plátano es la fruta que más potasio nos aporta, lo que ayuda a garantizar el fortalecimiento del sistema nervioso, controlando los trastornos de ansiedad y estrés. http://dietogades.blogspot.com.es/2016/10/el-platano.html

El cacao nos ayuda a calmar la ansiedad, reduce el cortisol, la hormona que produce el estrés.

Cena.

Espinacas  salteadas con pavo.

Las espinacas están llena de magnesio que es uno de los principales minerales para combatir la ansiedad. Regula los niveles de cortisol y produce una sensación de bienestar.

Por otro lado el pavo, es la mejor fuente de triptofano, que se asocia con la sensación  de somnolencia justo después de comer y nos aporta sensación de bienestar. 

Snacks.

Como snacks, en lugar de acudir a las patatas fritas, galletitas saladas, dulces, golosinas y productos refinados debemos pensar en nuestra salud y en las alternativas saludables como por ejemplo;

Podemos hacer nuestras propias barritas caseras.Próximamente subiré una entrada con las recetas de diferentes barritas dependiendo de los beneficios que vayamos buscando.

Otra opción es hacer nuestros propios chips de plátano, manzana,calabacín, berenjenas. Pones rodajas muy finas en el horno hasta que se hayan deshidratado y estén tostadas.Cuidado que no se quemen. Puedes meterlos en botes de cristal para coger cuando te de el ataque de ansiedad o las ganas de un buen atracón.

Si quieres ver más platos saludables te invito a pasarte por mis cuentas de instagram donde suelo ir colgando  la elaboración de platos. 



Consejos para el día a día.
  •  Como siempre digo es super importante tomar abundante agua, es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  • Te aconsejo establecer un horario de comidas y de menús. Tratando de consumir muchas verduras y frutas. De este modo evitarás tentaciones.
  • Apunta todo lo que comes 
  • Mantén algún tipo de actividad física las cuales les brinda beneficios a tu cuerpo y a tu mente.
  • No consumas alcohol ni tabaco, son malos hábitos que causan muchos perjuicios en tu estado de salud.
  • Come alimentos naturales, los alimentos refinados carecen de cientos de nutrientes necesarios para que nuestro cerebro funcione correctamente.

34 comentarios:

  1. Interesante, creo que de adolescente hormonal tuve mucho apetito emocional, ahorita creo que es un mecanismo de "apapacho" aunque no siempre caigo
    Gracias por las recomendaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque la mayoría de las veces no le hacemos caso, las hormonas cobran un papel muy importante en los desorden alimenticios. Gracias a ti Masha.

      Eliminar
  2. Conozco perfectamente lo que es el apetito emocional porque lo sufro muchas veces y va unido a la ansiedad. Lo mismo me da por comer continuamente que se me cierra totalmente el estomago. Eso imagino que seria inapetencia emocional, no?
    La verdad que es dficil controlarlo porque es lo que a veces q hace sentir bien. BSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Belswan, suele pasarle a muchas personas, a veces nos da por comer como si no hubiese un mañana y otras se nos cierra el estómago a cal y canto. Besos.

      Eliminar
  3. Hola! yo sufri mucho cuando deje de fumar, en gorde un monton, la ansiedad me hacia comer y nunca estaba llena, por suerte ya la controlo y estoy recuperando mi peso, muy poco a poco pero ahi voy. La dieta tiene buena pinta pero si te soy sincera el salmon lo odio y las espinacas no las puedo comer...pero me la apunto para mi novio que esta igual que yo xD. Un beso y gracias por compartirla. Espero ver pronto la receta de las barritas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Nails. En cuanto a las barritas estoy en ello porque quiero subir las recetas de diferentes clases por cuestión de gustos y propiedades. Besotes.

      Eliminar
  4. He sufrido ese apetito emocional con un gran problema psicologo, porque cai en la ansiedad d comer por problemas personales, lo cierto que tu dieta me parce interesante y me gusta el salmón y suelo elaborar varios recetas con espinacas, aunque nunca he puesto pavo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pavo nos aporta sensación de bienestar con lo cual nos ayuda a evadirnos un poco de los problemas personales. Lo ideal para todo es mantener la mente distraída. Todo es cuestión de trabajar la inteligencia emocional. Besotes.

      Eliminar
  5. Yo no suelo tener este apetito, no recuerdo haberlo tenido. Yo solo como cuando tengo hambre, que son a mis horas de costumbres y entre medias no me apetece pero si suelo beber mucha agua como tu dices, quizas sea por eso, bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debes sentirte afortunada porque una gran mayoría de las personas lo sufren en algún momento de sus vidas.El agua ayuda mucho a evitarlo. Besos.

      Eliminar
  6. Hola! Afortunadamente no he padecido este problema y espero que nunca me pase. La dieta que has recomendado va genial ya que gracia al salmón consumimos omega 3 , el platano es rico en potasio y triptrofano....y que decir de la avena!! Yo la consumo en desayuno y cena
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mantener una buena alimentación nos evita sufrir apetito emocional con lo cual sea por ello que nunca lo hayas padecido. Besos.

      Eliminar
  7. Me he sentido completamente identificada con este post y te agradezco enormemente los tips que nos das ya que uno de mis propósitos este año es el de dejar atrás estos ataques porque no traen nada bueno aunque en época de más nervios o estrés se hace muy difícil evitarlos, la verdad. Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Vanesa por eso lo ideal es que en las malas épocas mantengamos una buena rutina tanto en ámbitos alimenticios como en ejercicio para mantener la mente distraída.Besos

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    Por fin me paso a leer este interesantísimo artículo, porque la verdad ya tenía ganas. Y como siempre, es un placer poder leer tanta info veraz y válida sobre el tema.
    He sufrido apetito emocional, todo a causa del estrés, o eso es lo que me comentó el médico en su día.
    Entrenaba todos los días varias horas, más estudios, etc.. que estuve una época con unos altibajos alimentarios que tela. Por suerte todo lo quemaba, pero la verdad, era una sensación tan negativa, que no se la recomiendo a nadie.
    Me encanta que hayas tratado este tema porque es un gran desconocido aún hoy en día.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!
      Como tu dices por suerte lo quemabas pero por desgracia hay muchas personas que lo acumulan y al final se convierte todo en un círculo vicioso. Para tratarlo sinceramente soy de las que pienso que se debería de prestar más atención a trabajar la inteligencia emocional puesto que muchos problemas surgen por una mala gestión del cerebro. Besotes

      Eliminar
  9. Yo se que tengo apetito emocional por las noches, no tengo fondo y me da por comer. Lo tengo muy detectado, pero soy incapaz de ponerle freno.
    Espero que con menos estrés cuando los peques sean mayores, logre el frenarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los pekes vivimos en un continuo estrés y nosotras cometemos el error de dejarnos para un tercer o cuarto plano. Lo cual nos perjudica puesto que ellos necesitan que les demos lo mejor de nosotras. Intenta sacar tiempo para ti y si sabes que es sólo por las noches intenta establecer una rutina y cumplirla. Besotes Naikari.

      Eliminar
    2. Sí, me suele pasar muy a menudo dejarme en el último lugar. Y sí, a ver si lo consigo con una rutina. Un beso

      Eliminar
  10. Por desgracia esto es algo que me ocurre mucho, y soy consciente, muchas veces me puede la ansiedad y sólo tengo ganas de comer y comer, da igual el qué, y eso me ha pasado y me está pasando factura... ahora tengo muchos kgs de más que no consigo quitarme de encima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te digo la verdad, ya llevas mucho camino avanzado puesto que eres consciente. Ahora solo tienes que aprender a gestionarlo para evitar caer en el círculo vicioso. Hazte una agenda donde apuntar todo lo que comes de este modo irás mandando información al cerebro para poder evitar caer en comer productos que no te harán bien. Y poco a poco el cerebro estará entrenado y dejará de pedirte porquerías. Saludos.

      Eliminar
  11. Un artículo muy interesante, mi tarea super pendiente de todos los tiempos: beber agua! me cuesta horrores... aunque intento dejar el café y sustituirlo por infusiones pero no siempre es fácil, poco a poco!gracias por los consejos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria!!
      Para dejar el café yo te recomiendo para empezar infusiones de café verde puesto que te será más fácil. Aquí te dejo el enlace de los beneficios y propiedades del café verde. http://dietogades.blogspot.com.es/2017/01/cafe-verde.html y con respecto al agua mi truco es tener una hoja en el frigorífico llena de 8 vasos de agua por día y cada vez que tomo un vaso lo apunto. También hay app para el móvil que te puede ayudar a gestionar ese problema. Saludos.

      Eliminar
  12. Un Post muy interesante!! Creo que yo alguna vez lo sufro jeeje aunque intento beber más agua pero algunas veces me puede más... Un Saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana María! Inevitablemente casi todas las personas lo sufrimos en mayor o menor medida. En mi caso suelo sufrirlo días antes de la menstruación en la cual mi cuerpo me pide chocolate y frutos secos. Saludos.

      Eliminar
  13. Hay momentos en que tengo ese apetito emocional que me hace comer sin sentir hambre y no disfrutar lo que estoy comiendo, lo hago por inercia, y luego tengo ese remordimiento, la dieta que propones para combatir el hambre emocional se ve saludable y apetecible, la voy a poner en práctica.

    ResponderEliminar
  14. Me ha parecido super interesante. No sabía que se llamara así, a mi a veces me da por comer sobre todo dulce entre horas aunque luego no me siento culpable jajajaja la dieta que propones es muy equilibrada, ya me he apuntado algunas pautas! jejeje

    ResponderEliminar
  15. Este artículo lo necesito imprimir y releer de nuevo.
    El hambre emocional tiene que ver mucho con la ansiedad que a veces no sabemos identificar, comer por comer no es nada saludable.
    Me encanta tus post y los consejos que nos da para llevarlo a la práctica.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. uf yo estoy en ese momento... como demasiado debido a la ansiedad y a veces lleno a agobiarme por no poder controlarlo. En realidad no me siento culpable después de haber comido... simplemente es agobiante no poder controlar ese apetito tan grande que me entra. Muchas gracias por tus valiosos consejos!

    ResponderEliminar
  17. Qué post!!!, sabes yo a veces cuando me da hambre tengo como un temblor en el estómago y pensé que no era bueno pero, ahora que dices que es por la sensación de hambre físisca ya no me voy a preocupar mucho y a veces por la noche cuando ya puedo descanzar y ver la tele me dan unas ganas de dulce, exacto en la noche, yo se que no es bueno y como poquito, ya se que debo dejarlo y controlar más esa hambre emocional...Saludos y gracias!!

    ResponderEliminar
  18. Me identifico mucho con este post sin duda jajaja cuando he pasado algún mal momento siempre recurro a la comida basura para compensarme de ese modo el año pasado cogí 25 kilos volviendome adicta a ello, me han gustado mucho los consejos y tips que has dado llevo desde el día 3 de enero a dieta y la verdad es que no echo de menos la comida basura, me siento mejor comiendo mejor.

    ResponderEliminar
  19. Por suerte nunca he sentido apetito emocional, aunque justo hablaba ayer del tema con una amiga, sin saber cuál era el término. Ahora ya sé que tiene una base científica, por decirlo de alguna manera. Bss.

    ResponderEliminar
  20. Nunca había pensado en el apetito emocional y cuanta razón tienes con lo que mencionas en el post guapa. Me ha gustado mucho aprender este tema contigo y descubrir que las emociones afectan, como no, hasta nuestro apetito, si señora :)

    ResponderEliminar
  21. A mi me pasa, porq a veces tengo ansiedad, gracias x el post, me viene muy bien.

    ResponderEliminar