jueves, 20 de julio de 2017

Galletas de Jengibre y Canela.


        

       


      
      🔸220g Harina.
      🔸 Jengibre al gusto.
      🔸 140g azúcar.
      🔸 1/2 cucharadita de levadura en polvo.
      🔸 1 cucharita de canela en polvo.
      🔸  150g mantequilla
      🔸 1 Huevo.
  🔸 Paso 1.
   Tamizar  en un bol grande la harina con la levadura, la canela y el jengibre , en un bol aparte mezclar la mantequilla (blandita) con el azúcar. Añadir el huevo y mezclarlo todo poco a poco junto con el bol que contiene la harina. 
  🔸 Paso 2.
Trabajar bien la masa con las manos, estirar con los rodillos y hacer una plancha de medio cm. Con los moldes cortar las formas.  
 🔸 Paso 3.
Precalentar el horno a 190-200 grados. Poner papel aluminio o de horno en la bandeja y engrasar con mantequilla. Poner las galletitas y meter unos 10 minutos hasta que cojan un poco de color en los bordes. Esperar que se enfríen y a comer.
Cómo cocinar y consumir el jengibre
El jengibre puede ser cortado, picado o en juliana. El sabor que imparte a un plato depende de cuando se añade durante el proceso de cocción. Añadido al principio, prestará un efecto más sutil.
Mediante la combinación de los sabores complementarios del jengibre dulce con el sabor picante del ajo no sólo añade un sabor maravilloso, sus cualidades antivirales son un excelente remedio para los resfriados y la gripe.
Elaborado en forma de té, induce a la sudoración, lo que ayuda a que las fiebres sigan su curso. También tonifica y ayuda a estimular el sistema inmunológico. Para una taza de té, coloca unas cinco o seis rebanadas delgadas de raíz de jengibre en el agua caliente. Añadir el limón y endulzante si se desea (puede ser miel de abejas).


El jengibre fresco puede ser almacenado en el refrigerador en un recipiente ventilado hasta tres semanas si se deja sin pelar. Almacenado sin pelar en el congelador, se mantendrá durante un máximo de seis meses.

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario