lunes, 6 de febrero de 2017

Intolerancia a la lactosa.

La Actualmente cada vez hay más personas que son en algún grado intolerantes a la lactosa.Es por ello que he escrito este post para despejar algunas dudas sobre el tema.


Intolerancia a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa la podemos definir como una enfermedad común provocada por la incapacidad de digerir lactosa.Debemos diferenciar que intolerancia a la lactosa no es lo mismo que alergia a la leche. La  intolerancia a la lactosa se produce por una falla de enzima y no en razón de procesos alérgicos de quien sufre de alergia alimentaria.

La lactosa es un disacárido, una molécula de azúcar grande,formada por la fusión de dos azúcares simples:la glucosa y la galactosa. Nuestro cuerpo no puede absorber las moléculas grandes de azúcar y por eso nuestro sistema digestivo tiene enzimas especiales que descomponen los azúcares complejos en azúcares simples (monosacáridos), lo que permite su absorción en los intestinos.

La lactasa es una de esas enzimas, que se produce en el intestino delgado. Su acción consiste concretamente en descomponer la lactosa en glucosa y galactosa,permitiendo que los intestinos puedan absorber los azúcares presentes en la leche.



 Síntomas de la intolerancia a la lactosa.

Los signos y síntomas de intolerancia a la lactosa comienzan generalmente entre 30 minutos a 2 horas después de comer o beber alimentos que contengan lactosa.

Los síntomas más comunes son diarrea, calambres abdominales, flatulencias y abdomen dilatados. En los adolescentes, también son comunes las náuseas y los vómitos.La fermentación de la lactosa por las bacterias produce ácidos, que hace las heces más ácidas y puede causar irritación en el área anal.

La gravedad de los síntomas de intolerancia a la lactosa varía de persona a persona. Esta variabilidad depende de la cantidad de lactosa en la dieta y del grado de insuficiencia de la enzima lactasa de casa persona. Pequeñas cantidades de lactosa pueden causar síntomas graves en personas don deficiencia severa de la lactasa, pero solamente suaves o sin síntomas en personas con discapacidad de leve a moderada.

También existen casos de personas con dietas y niveles similares de lactasa que presentan distintos grados de síntomas.La razón de esto es confusa, pero puede estar relacionada con el tipo y la cantidad de bacterias intestinales presentes en cada uno.

Los síntomas de intolerancia a la lactosa no son específicos y pueden ocurrir en una variedad de enfermedades gastrointestinales, principalmente en la gastroenteritis aguda.La pista para pensar en intolerancia a la lactosa es la aparición de síntomas siempre que el paciente ingiere alimentos con leche o derivados, incluyendo helados, yogures, quesos, etc.

Si te sientes mal después de beber un vaso de leche una vez, no necesariamente tienes intolerancia a la lactosa. Pero... Si te sientes mal cada vez que bebes leche ( o cualquier lácteo) debes sospechar de intolerancia a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa se clasifica en 3 tipos.
Intolerancia congénita.

Causada por una mutación en el gen de la lactasa que provoca una actividad mínima o nula de esta. Es extremadamente rara.Los bebés experimentan diarrea desde la primera exposición a la leche materna y dura toda la vida. El único tratamiento posible es evitar la leche que contenga lactosa, debiendo utilizarse fórmulas especiales de leche sin lactosa.

Intolerancia primaria o racial.

Se produce una pérdida progresiva de la producción de la lactasa. Es decir, una pérdida gradual de la capacidad de digerir la leche. Suele darse a lo largo de la vida en ciertos grupos étnicos. Su causa es genética. Las personas con esta intolerancia van notando como la ingesta de leche les causa cada vez más síntomas.Una vez que aparece, es progresiva y permanente.

Intolerancia secundaria o adquirida.

Provocada por un daño intestinal temporal que disminuye la actividad de la lactasa. Puede producirse en la infancia tras un episodio de gastroenteritis agudo, siendo transitoria y recuperándose la función en unas semanas.

¿ Existe tratamiento a la intolerancia a la lactosa. ?
 Por lo general,no se necesita tratamiento farmacológico para la intolerancia.La reducción en el consumo de productos lácteoses, por lo general, sufienciente en la mayoría de los casos. Algunas personas  toleran el queso y la mantequilla y necesitan suspender sólo la leche de la dieta.

Para los casos más graves de intolerancia, existen en el mercado leche y otros productos lácteos sin lactosa, lo cual es una buena solución para que las personas que la sufren no dejen de consumir lacticinios. En la actualidad, existen productos con 0% de lactosa y con reducción del 80 al 90% de lactosa.

En los casosmás graves, cuaneo la persona necesita suspender totalmente el consumo de lácteos, esta interrupción puede ser solamente temporal. Después de un tiempo sin síntomas, la persona puede ir introducción gradualmente los productos lácteos en la dieta.El organismo es capaz de asimilar la falta de la enzima lactasa y,  si la " utiliza" poco a poco, el paciente puede volver a ingerir leche sin tener síntomas graves. 

En la actualidad existen en el mercado medicamentos para reponer la lactasa. En este caso, la persona puede tomar lactasa en polvo, pastillas o líquido justo antes de la comida, lo que permite la mejor digestió os productos lácteos.

 Ejemplo de dieta para la intolerancia a la lactosa.
 Desayuno.
  • Leche sin lactosa.
  • Leche de almendra.
  • Leche de soja.
  • Fruta
  • Tostada o biscotes acompañado de aceite, margarina vegetal o mermelada.
 Media mañana
  • Fruta.
  • Frutos secos.
Almuerzo.
  • Sopa de verdura, pescado, carne.
  • Ensalada variada
  • Arroz hervido
  • Brocoli hervido con filete de ternera.
  • Espinacas con garbanzos y jamón serrano.
  • Acelgas con patatas y pollo a la plancha.

Merienda.
  • Pieza de fruta.
  • Vaso de zumo.
  • Galletas sin lactosa,
  • Vaso de leche vegetal.

Cena.
  • Pescado a la plancha
  • Verdura variada
  • Hamburguesa de pollo, ternera o conejo.
  • Ensalada variada.
  • Crema de verduras.
  • Fruta
  • Yogurt de soja.




 

22 comentarios:

  1. Bueno, me tengo que incluir en uno de los grupos de intolerantes. De momento voy bien con leche de almendra y todavía tolero el queso; los yogures también los eliminé de mi alimentación habitual así que solo me queda el gusto de tomar algún que otro trozo de queso de vez en cuando. Sin embargo conozco a gente que lo pasa mucho peor, que no puede tomar casi nada cuando salimos fuera por la cantidad de productos alimenticios que tienen lactosa en su composición como purés, cremas, sopas o incluso los embutidos. Como siempre, gracias por un post tan completo y lleno de información y por la dieta tipo que podemos seguir los intolerantes que muchas veces pasamos un mal rato por no saber qué tomar y que no. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Como siempre, un gran artículo, conciso y con toda la información útil.
    Debo confesar que sabía lo que era un intolerante a la lactosa, pero no sabía los tipos.
    Hoy en día se confunde mucho el término ser alérgico con el ser intolerante, y es bueno que se vayan aclarando, a la par que nos acostumbremos a ellos, puesto que hoy en día son muy usuales.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenas! Me ha resultado súper útil la entrada. Yo no tengo intolerancia a la lactosa pero mi mejor así y lo pasaba fatal hasta que supo lo que era. Además, le apareció a los veinticinco años y tras una gastroenteritis aguda. Los médicos le dijeron que era porque la actividad de lactasa había disminuido. Vamos, lo que tú cuentas en el post. Desde entonces, probó una dieta muy parecida a la que tú has puesto como ejemplo y está encantada. Eso sí, según ella tardó bastante en adaptarse a la leche y a los yogures de soja. ¡Gracias por compartir! :)

    ResponderEliminar
  4. Cierto, intolerancia a la lactosa y alergia a la leche no es lo mismo. Pero muchos lo ignoran y lo pasan por lo mismo. De hecho, así lo hacían donde trabajé con las comidas de los niños. Por más que les explicaba la diferencia, decían mejor prevenir y darlo por igual. Conozco casos así de intolerantes a la lactosa y cuando hemos ido hacer la compra de queso por ejemplo, yo me conformaba con cualquiera y la otra persona mirando que fuera sin lactosa y media hora buscando. Lo bueno, es que haya productos así. Lo que más me han dicho que puede pasar, es que te dé una buena diarrea si eres intolerante y lo tomas.

    ResponderEliminar
  5. Hola buenas!!
    Siempre habíamos oido de la intolerancia a la lactosa, pero muy pocas veces sus sintomas.. jaja. Está genial saberlo , yo de momento no tengo y me encanta por ejemplo el queso y la leche de momento muy bien, toquemos madera.. pero es bueno saberlo, porque nunca se sabe, hay gente que lo pasa mal y eso de que se pueda tratar esta estupendamente. un beso.

    ResponderEliminar
  6. Te cuento que yo desconocía este tema hasta que he conocido personas que tienen intolerancia a la lactosa y me parece muy fuerte el asunto porque la verdad que la pasan mal muchas veces, por más que intenten cuidarse cuando salen a comer fuera es que hay que tener mucho cuidado. El caso más triste es el hijo de una amiga que es pequeño y desde bebé tiene este problema, la pasa realmente mal porque al fin y al cabo es niño y quiere probarlo todo, pero bueno creo que es una cosa de costumbre y como todo a la final uno termina adaptándose :( Excelente información guapa :)

    ResponderEliminar
  7. No sabia los tipos de intolerancia a la lactosa, ni que hubiera tantos alimentos que ayuden a las personas afectadas por esta intolerancia

    Tampoco conocia la lactasa y su vital importancia

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que me has solventado un montón de dudas que tenía respecto a este tema con este artículo. Tengo la grandísima suerte de tolerar muy bien la leche y no sabes lo que me alegro porque me encanta y soy consumidora habitual de lácteos, queso y mi vasito de leche que no me lo quite nadie. Mi hijo ídem, le encanta, así que lo dicho, somos muy afortunados. Muaks

    ResponderEliminar
  9. Pues yo aun no se si sea intolerante a la lactosa y la he dejado de vez en cuando como algo ya sea un queso pero mi problema no es en el estómago sino en la piel, me salen muchas espinillas en la cara jejeje no se cual sea la razón, pero bueno prefiero dejar los lacteos pero cuando los ingiero ahi no que terror. Pero en fin, tendré que considerar muy seriamente tu propuesta de la dieta.
    Yo solo tomo leche de soya y en ocasiones de almendra pero me gusta mas la de soya.
    Saludos y gracias por la información que para mi es muy relevante.

    ResponderEliminar
  10. Es un tema demasiado interesante, aunque no muy conocido para mí, la intolerancia a la lactosa puede ser un malestar muy severo, y el no cuidarse trae complicaciones graves, pero me ha gustado saber de los alimentos que ayudan a las personas para esta intolerancia.

    ResponderEliminar
  11. Yo conozco mucha gente que es intolerante a la lactosa, y sus alimentos son mas balanceados y solo con leches deslactosadas, la leche de almendras es muy buena y los médicos si que la recomiendan mucho para las mujeres en embarazo y lactantes.

    ResponderEliminar
  12. Mi hermano de pequeño creo era intolerante a la lactosa, pero al crecer se le paso, por eso ahora dudo si fue alergia. una mi amiga si es intolerante a la lactosa a parte de a otras cosas, evita tomar ciertos alimentos, lo que no sabía que habá diferentes tipos. Una información muy completa, esta genial estar informado ;)

    ResponderEliminar
  13. De momento, no padezco de intolerancia a la lactosa ni a ningún otro producto alimenticio. En el última tiempo, he visto como muchas personas, que incluían en sus dietas leche, han resultado tener este problema y es una pena, porque la leche tiene muchos beneficios que ayudan a muchas partes del cuerpo. Desde luego, una entrada muy completa, para tener en cuenta no tan solo por uno mismo, sino que también por los que nos rodean, para saberlo reconocer.

    ResponderEliminar
  14. Hola!!
    Pues me ha gustado mucho la entrada y la verdad es que yo no conocía las diferencias. Seguramente a más de una persona le poase lo mismo, así que muchas gracias por tomarte las molestias de explicarlo tan bien y de encima poner hasta un menú tan variado!!
    Besos 😘😘

    ResponderEliminar
  15. Yo tengo intolerancia a la lactosa así que sé bien de lo que hablas, me ha gustado muchísimo tu artículo, de hecho tenía pensado hacer yo también uno próximamente hablando de este tema porque es muy importante estar bien informados. Por suerte hoy en día tenemos medidas que tomar y alternativas, antes era mucho más complicado.

    ResponderEliminar
  16. Agradezco contar con informacion precisa sobre la intolerancia a la lactosa, muchas veces no sabemos distinguirlos y pensamos que es por otras actividades, es necesario que podamos tomar conciencia sobre todo lo que conlleva y ver la mejor calidad de vida a quien lo sufre. Con tu post me han quedado las cosas muy claras y sobre todo es bueno saber que no presentaría ninguno de los rasgos, pero hasta que un especialista lo confirme mejor no cantar victoria, un besooooo.

    ResponderEliminar
  17. No soy intolerante a ningún alimento hasta el momento, pero si tengo amistades que hablan mucho de la intolerancia a la lactosa y en sus casas utilizan leche de soja, de almendras y otras variedades, la informacion que das hoy es super importante y a tener en cuenta, pues nunca se sabe cuando nos volvamos intolerantes a determinados alimentos y la leche es una de las principales para emepzar a caernos mal.
    Muchas gracias por la informació y los tips que nos das para complementar la alimentación.

    ResponderEliminar
  18. Me ha parecido un post muy útil la verdad. Sobre todo porque hay mucha gente con problemas hacia la lactosa. Ya no se si será alergia o intolerancia pero por ejemplo a mi hermana siempre le sentó mal la leche, y nunca le han detectado nada.
    Muchas gracias por toda la información!

    ResponderEliminar
  19. Gracias por este artículo. Por alguna razón, yo desarrollé intolerancia a la lactosa cuando estaba embarazada y ya nunca se me quitó. Puedo tolerar un poco de queso y yogurt, pero tomar leche es un suplicio. Me he hecho aficionada a la leche de almendra y de coco.

    ResponderEliminar
  20. Hola,
    Tu artículo es muy interesante y está muy bien explicado.
    Yo tengo intolerancia grave a raíz de una gastroenteritis que me dio hace ya casi dos años. Desde entonces 0 lactosa. Por eso, no podría hacer una dieta como la que propones porque el pan (tostada y biscotes), margarina vegetal, mermelada, jamón serrano y alguna otra cosilla llevan lactosa ��
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Super completo el post yo soy intolerante a la lactosa antes toleraba los helados y el queso pero ultimamente no, asi que cada vez soy mas intolerante. Lo peor es que cualquier alimento que compras lleva en los ingredientes la leche o sus derivados y comer cada vez se esta haciendo mas complicado todo tiene que ser hecho en casa. Deberian darse cuenta del problema de la población y mirar mas por los intolerantes hay muy pocos productos y los que dicen que no llevan lactosa muchas veces tambien la contienen ya que tienes que leer bien la letra pequeña de los ingredientes!!Un beso

    ResponderEliminar
  22. Hola!!Ainss que familiar me resulta este post ya que tengo un familiar intolerante . afortunadamente hay muchos productos sin lactosa , lo malo es cuando comen fuera ya que algunas salsas las espesan con leche
    Bss

    ResponderEliminar